CAMPAÑA NACIONAL “PRIMERO ECUADOR” ¿LOGRÓ SUS OBJETIVOS?

Breve esquema de los emprendedores con niveles de discapacidad, en la provincia del

Guayas

Wilson Cedeño Morán[1]

Brígida Quijije Torres[2]

Charles Lozano Morales[3]

RESUMEN

La presente investigación enmarca el estudio de la actividad socioeconómica que manejan los emprendedores con discapacidades en la provincia del Guayas y la motivación que tienen para iniciarse en este campo. Ante la falta de recursos económicos y las pocas facilidades que tienen de insertarse en el mercado laboral, gran parte de la población con discapacidad toma medidas fuera del contexto común para emerger en un mercado de trabajo formal, y como alternativa buscan la informalidad bajo el formato de emprendimiento. Entre tanto el motivo fundamental de emprender es el sobrevivir diario, es decir,  buscar adquirir los recursos necesarios para poder satisfacer sus necesidades básicas.

 

Palabras clave: Emprendimiento, trabajo formal, trabajo informal, necesidades, iniciativa.

 

ABSTRACT

This research frames the study of the socioeconomic activity that entrepreneurs with disabilities handle in the province of Guayas and the motivation they have to start in this field. In the absence of economic resources and the few facilities that have to be inserted in the labor market, a large part of the population with disabilities takes measures outside the common context to emerge in a formal labor market, and as an alternative they seek informality under the format of entrepreneurship. In the meantime, the fundamental reason for undertaking is to survive daily, that is, to seek to acquire the necessary resources to be able to meet their basic needs.

Key Word:

Entrepreneurship, formal work, informal work, needs, initiative.

 

1. Introducción

Las personas con discapacidad en el Ecuador representan parte de la población con mayor vulnerabilidad en la empleabilidad laboral, sin embargo, este tipo de repercusión obliga a buscar alternativas que les permitan subsistir en el medio, hablamos de la informalidad que se suele referir a diferentes fenómenos: artesanos o microempresas  con características basadas en el incumplimiento de reglamentaciones fiscales; vendedores ambulantes que no están registrados y no pagan impuestos; trabajadores que no figuran en las planillas de las empresas; etc. (Revista informativa).  Es decir, el sector informal se observa en el incumplimiento de normas legales.

 

En el Ecuador debido al elevado gasto público propiciado por el anterior gobierno en educación, infraestructura, salud, otros y la redirección del actual gobierno al apoyo de la Mipymes, se han generado avances en infraestructura vial, comunicacional y logística, así como en educación y salud. Sin embargo, aquello no es suficiente para mejorar los estándares de vida de la población (el tan promocionado buen vivir) principalmente de aquellos ecuatorianos con mayores vulnerabilidades (debido a sus limitaciones físicas) pero que siempre están prestos a trabajar, nos referimos a los discapacitados.

 

El emprendimiento en el Ecuador es una alternativa ante la falta de empleo que utiliza gran parte de la población con o sin discapacidad y en su mayoría con el objeto de adquirir ingresos suficientes que les permitan mejorar sus condiciones (“calidad”) de vida, y con ello, satisfacer sus necesidades básicas. Además, el emprendimiento suele incluir a toda la familia.

 

El emprendimiento en el Ecuador se ha desarrollado de tal manera que según varios reportes internacionales (Global Entrepreneurship Monitor - GEM y Global Entrepreneurship Development Institute - GEDI), la propensión a emprender y la percepción del emprendedor, por parte de la sociedad, están entre las más altas del mundo (Alizan para el emprendimiento e innovación, 2014). La innovación se ha convertido en el eje fundamental a nivel nacional, como en el resto del mundo, y cada emprendedor debe cumplir los estándares y parámetros que requiera el mercado, con una correcta adaptación en base a sus potencialidades.

 

La iniciativa de todo emprendedor, con o sin discapacidad, viene dada por una serie de factores siendo el más importante el de obtener recursos suficientes para el subsistir en el día a día. Entre las formas que incentivan a un emprendedor a iniciarse está el empleo de una idea innovadora, la abstención de acceder a un mercado de trabajo como empleado, y la iniciativa de invertir cuando se cuenta con un capital inicial.

 

2. Materiales y métodos

La presente investigación es de carácter descriptivo y no experimental dado que utiliza estadísticas nacionales del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis). Además, se utilizó variedad de información obtenida a través de documentales y datos bibliográficos que permitió observar qué motiva al discapacitado a emprender. Se utiliza cómo principal estadística el empleo en discapacitados, tipo de discapacidad, grado de discapacidad, discapacitados laboralmente activos, trabajadores con discapacidad por género.

 

Emprendimiento desde una perspectiva social de desarrollo

Ante la necesidad de evidenciar un elemento clave para el desarrollo de los emprendimientos, en las economías con escasos recursos, se emplea en el marco conceptual una alternativa al emprendimiento tradicional que está afectada directamente por las competencias propias del emprendedor. Ante ello se expone al emprendimiento social (ES) con un contexto complejo de verificar, referido a una orientación laboral y social específica, centrándose en la promoción y desarrollo de diversos proyectos laborales y sociales, diferenciándose de los emprendimientos tradicionales. Es decir, va más allá de generar un negocio rentable en vista de una oportunidad o la necesidad de emprender. Implica elaborar, ejecutar y sustentar iniciativas orientadas a la superación de una dificultad social, y el logro de un beneficio común a un grupo humano, ya sea por medio de actividades empresariales o social-comunitarias (Bargsted, 2013). Este tipo de emprendimiento tiene en su estructura elementos centrales de innovación y riesgo en la solución novedosa a una necesidad o problema.

La principal diferencia propuesta entre ambos tipos de emprendimiento, trata sobre la preponderancia de los objetivos sociales y su impacto a nivel general de la sociedad (Cohen, Smith, & Mitchell, 2008), así como también sobre los mecanismos de sustentabilidad más diversos en el caso del emprendimiento social (Tracey & Phillips, 2007). Además se sabe que en el informe 2009 del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) incluyó, por primera vez, información recogida respecto del emprendimiento social en 49 países. Se evidencia que la actividad de emprendimiento social aumenta, pero no supera el 5%  (Bosman & Livie, 2010). Adicional a ello se entiende que la actividad en general aún se encuentra en crecimiento, con insuficientes fuentes de financiamiento.

La articulación del ES como conducta de ayuda que se desarrolla en el contexto del trabajo y la carrera laboral, se sustenta en la forma en que se vincula con los proyectos y planes personales más centrales y en el caso de estudio de quienes poseen discapacidades. Además, esta vinculación con lo laboral lleva a la persona, a través de este tipo de emprendimiento, a satisfacer las necesidades personales por medio de una actividad laboral.

La experiencia laborar enmarca el entorno del trabajador, es decir, toda la secuencia de posiciones, roles y actividades enlazadas con el empleo con el que se encuentra una persona (Arnold, 2001). Esto adiciona, por tanto, experiencias de trabajo remunerado, voluntariado, trabajo ocasional, experiencias formativas y trabajo doméstico (Greenhaus, 2003). Así, esta trayectoria laboral deriva en el desarrollo de un patrón de carrera estable en el tiempo que compromete muchas de las decisiones y acciones durante la carrera laboral: la identidad de carrera o auto concepto laboral. Esta identidad de carrera incluye intereses y aspiraciones laborales, y se construye con base en las experiencias previas de éxito y fracaso y la autoconfianza desarrollada. Al mismo tiempo, estas experiencias dependen de las oportunidades educativas y sociales a las que nos vemos expuestos, las que, a su vez, están condicionadas por los contextos socioculturales en los cuales estamos insertos (Arnold, 2001).

 

La anterior información permite reconocer los elementos del emprendimiento social y cómo este se articula en la unidad de estudio, contemplando los elementos básicos que incitan al agente económico a emprender. En conjunto se debe identificar los diferentes rubros que motivan a un emprendedor a participar en el mercado, teniendo en cuenta el valor compartido, las circunstancias empresariales y la innovación social, además de los riesgos que están en manos de los emprendedores (figura 1). Todo aquello dependiente de sus ilusiones y de su educación, especialmente la superior, afrontando los importantes retos de emprender innovando (Ocampo, 2016).


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Figura 1: Estructura del emprendimiento social. Tomado de El emprendimiento social en la forma integral. Ocampo David. Revista EAN (2016).

Elementos que intervienen en el desarrollo emprendedor en discapacitados

Ya Schumpeter advertía en los emprendedores cualidades para innovar y generar ideas diferentes que logran mejorar su entorno y por ende su nivel de vida; reconoció al emprendedor como el centro del sistema económico, señaló su relevancia en el proceso de cambio y la innovación como su razón de ser.

 

En las últimas décadas la innovación ha ocupado un lugar destacado dado los avances de la tecnología y la comunicación, en el marco de los procesos de la globalización, hasta lograr ser considerada una de las principales herramientas de diferenciación competitiva en el mercado internacional (Orrego, 2008).

 

Esta es la razón por la cual se reclama al emprendedor su interés particular en la creación de riqueza, desconociendo que puede mejorar su condición humana con acciones que fortalezcan la convivencia social y la calidad de vida. Así, en el caso de las empresas, desde la cultura organizacional deben generarse las condiciones propicias para que los procesos de aprendizaje den lugar a innovaciones y a la generación de nuevos emprendimientos con sentido de lo humano.

 

En lo concerniente al Ecuador el principal rol del emprendedor es la generación de ingresos que permitan satisfacer sus necesidades básicas. Esto limita sus capacidades productivas debido a los escasos (y casi inexistentes) recursos para invertir, esto a su vez lo restringe para crear un mayor valor en el bien o servicio brindado. La mayor parte de los negocios son limitados por esta misma razón (acceso a financiamiento), y que es unos de los problemas que acarrea la estructura productiva de estos pequeños negocios, que en su mayoría tienden a fracasar y dejar de permanecer en el tiempo.

 

3. Resultados

La presente investigación está dirigida a personas con discapacidad de tipo físico en su etapa de nacimiento o adquiridas, capaces de movilizarse, hacer uso de sus extremidades y que no tienen impedimento para realizar actividades con relativa independencia.

 

En la provincia del Guayas, de acuerdo a las estadísticas proporcionadas por el Conadis, existen 118.272 personas con discapacidad registradas; siendo los principales tipos de discapacidad la auditiva, física, intelectual, psicológico y visual. La mayor cantidad de estos casos se presenta en la discapacidad física que representa el 49,22% del total; la discapacidad con un menor grado de afectación a la población es la psicológica (figura 2).

 

Figura 2: Tipos de discapacidad en la provincia del Guayas (2019), tomado de CONADIS

 

Además, en el análisis es necesario evidenciar los diferentes grados de discapacidad existente en la provincia del Guayas, estos valores corresponden a los criterios técnicos ya mencionados sea de carácter médico o psicológico. En la provincia del Guayas el número de discapacitados se situados con grados de discapacidad entre el 40% y 74% en alrededor del 82% y solo el 18% de discapacitados tiene grados de discapacidad entre el 75% y 100%.

 

Figura 3: Grado de discapacidad en la provincia del Guayas (2019), tomado de CONADIS

 

El Estado ecuatoriano fomenta y da incentivo a la contratación de personas con discapacidad, aunque en la actualidad exista una escasa participación de discapacitados laborando tanto en el sector público como privado. En el ámbito legal existen regulaciones en lo que respecta a las relaciones laborales de las personas con discapacidades “Artículo 45.- Derecho al trabajo.- Todas las personas con discapacidad, están en todo su derecho a obtener un buen empleo que sean iguales en las prácticas relativas al trabajo que se realice, incluyendo los diferentes tipos de seguimientos para la aplicación, selección, contratación, capacitación e indemnización de personal y demás condiciones establecidas en los sectores público y privado” (Ley Orgánica de Discapacidades, 2012).

 

La fundamentación del artículo determina que las personas con discapacidad se encuentran en todo su derecho a trabajar y que pueden participar en puestos de trabajo disponibles, con el mismo número de oportunidades que las personas sin discapacidad.

 

“Artículo 55.- Crédito preferente. - Las entidades públicas crediticias mantendrán una línea de crédito preferente para emprendimientos individuales, asociativos y/o familiares de las personas con discapacidad…El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, otorgará créditos quirografarios reduciendo en un cincuenta por ciento (50%) el tiempo de las aportaciones necesarias para tener acceso a los mismos. En este caso, no se exigirá como requisito que las aportaciones sean continuas”. (Ley Orgánica de Discapacidad 2012)

 

Dicho artículo representa para los discapacitados uno de los mayores incentivos que tienen para adquirir financiamiento, y con ello, invertir en lo concerniente a emprendimientos dándole un sustento de vida para poder satisfacer sus necesidades básicas.

 

Como parte de unas de las alternativas que tienen las personas con discapacidades existen derechos que amparan su sustento de vida, teniendo mayores facilidades para acceder a créditos preferenciales y (es lógico suponer) con esto poder realizar emprendimientos para obtener estabilidad económica sustentable y vivir de manera digna y plena.

 

Por disposiciones estipuladas en la Ley Orgánica de Discapacidades (Lodis), la asesoría legal que ofrecía el Conadis ahora es competencia de la Defensoría del Pueblo.

 

Los derechos de las personas discapacitadas se han ido modificando al pasar del tiempo, ahora gozan de más privilegios y más entidades que crean programas de inclusión y de servicio social.

 

De acuerdo con el Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (2012), se exonera del Impuesto a la Renta a los ingresos obtenidos por personas con discapacidad, en un monto equivalente al triple de la fracción básica.

 

Tabla 1

Beneficio de impuesto a la renta para personas con discapacidad

Grado de discapacidad

Porcentaje para aplicación del beneficio

40% - 49%

60%

50% - 74%

70%

75% - 84%

80%

85% - 100%

100%

Fuente: Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades, 2012.

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ECV-IV Ronda año 2014) del INEC, en el Ecuador se evidenció que el 5,6% del total de la población se auto identificaron como personas con discapacidad; entonces la prevalencia era de 3,53%, es decir, casi 4 ecuatorianos/as de cada 100 tenían alguna discapacidad. De acuerdo al informe de registro de personas discapacitadas del Conadis en el año 2019 se refleja que en Ecuador hay 473,652 discapacitados, 277.327 están en edad de laborar, de los cuales 73.968 son personas con discapacidad laboralmente activas, datos validados por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

 

La tabla 2 evidencia cómo se encuentra distribuido el mayor número de discapacitados laboralmente activos por provincia en el Ecuador. Adicionalmente, el Conadis (2018) en su sitio web muestra que el 50% tiene discapacidad física, el 17% discapacidad auditiva y el 15% discapacidad visual, del total de discapacitados laboralmente activos que a octubre del año 2019 fueron de 73.698 personas. La gran parte de discapacitados con discapacidad laboralmente activa se encuentra en la provincia del Guayas con el 29,52% y la provincia con un menor porcentaje enmarca a Tungurahua. 

 

Tabla 2

Registro Nacional de personas con discapacidades laboralmente activas de las principales provincias

Provincia

Número de discapacitados

Porcentaje
(%)

Azuay

4.503

6,09

El Oro

2.793

3,78

Guayas

21.834

29,52

Los Ríos

3.059

4,14

Manabí

5.093

6,89

Pichincha

18.570

25,11

Tungurahua

1.761

2,38

Otras

16.355

22,11

Total

73.968

100,00

Fuente: CONADIS 2019

 

 

Adicional se muestra que en la actividad laboral de acuerdo con la participación por género se evidencia que 58,38% son trabajadores discapacitados, 41,61% son trabajadoras (figura 4); además existe la categoría denomina LGBTI representando el 0,01% de personas en un medio laboral en la provincia del Guayas.

 

 

Figura 3: División de género en trabajo por discapacidad - Provincia del Guayas (2019), tomado de CONADIS.

4. Conclusiones

Los incentivos promovidos por el Estado significan para el país y en especial para los trabajadores con discapacidad una oportunidad de poder insertarse en el mercado laboral. Así existe evidencia normativa de la posibilidad de poder adquirir recursos económicos para la satisfacción de sus necesidades básicas, siendo la provincia del Guayas unos de los puntos estratégicos para incluir al trabajador con rasgos de discapacidad. A nivel nacional esta provincia presenta el 29,52% de personas con discapacidades laboralmente activas. La cifra muestra que existe una paridad de participación por género, y en este rubro se incluye al género LGBTI.

 Para los diferentes entes productivos el discapacitado tiene una motivación para emprender debido a los beneficios tributarios y financieros para iniciarse como emprendedores, se entiende que no todos tienen las suficientes oportunidades para emerger en el mercado laboral debido a sus condiciones desfavorables, sin embargo, tienen las mismas oportunidad para ejercer el derecho al trabajo y en reconocimiento el Estado mediante las diferentes instituciones brinda oportunidades para que el trabajador tenga autosuficiencia.

 

Referencias bibliográficas

Alizan para el emprendimiento e innovación. (2014). Ecuador, país emprendedor e innovador 2020.

Arnold, J. (2001). Careers and Career Management. Handbook of Industrial, Work and Organizational Psychology.

Asamblea Nacional . (s.f.). Ley Organica de Discapacidades. Quito.

Bargsted, M. (Diciembre de 2013). El emprendimiento social desde una mirada psicosocial. Civilizar, 121-131.

Bosman, N., & Livie, J. (2010). Global Entrepreneurship Monitor.

Cháves, K., & E, J. (2015). El emprendimiento de las mujeres en el Ecuador .

Cháves, V., & Traverso, P. (2015). Factores de promueben el emprendimiento en hombres y mujeres en el Ecuador . Guayaquil .

Cohen, B., Smith, B., & Mitchell, R. (2008). Toward a sustainable conceptualization of dependent variables in entrepreneurship research. Business Strategy and the Environment. 107-119.

CONADIS. (2019). Estadísticas de Discapacidad. CONADIS, Quito. Obtenido de consejodiscapacidades.gob.ec/estadisticas-de-discapacidad/

Greenhaus, J. (2003). Career Dynamics. 519-540.

Merizalde, D. (2017). La mujer en los emprendimientos: Análisis estadítico. Guayaquil, Ecuador .

Ocampo, D. (2016). El emprendimiento social en la formación integral. EAN, 175-189.

Orrego, C. (2008). La dimensión humana del emprendimiento . Ciencias Estratégicas , 225-235.

Revista informativa. (s.f.). Trabajo informal - trabajo formal, un debate ineludible. Revista informativa. Obtenido de http://www.kolping.org.uy/sites/default/files/contenidos/publicaciones/trabajo_formal_informal.pdf

Tracey, P., & Phillips, N. (2007). Challenge of Educating Social Entrepreneurs: A Postscript and Rejoinder to the Special Issue on Entrepreneurship. 264-271.

 

 

 



[1]  Universidad de Guayaquil. Master de Negocios Internacionales y Gestión en Comercio Exterior. Correo electrónico de contacto wilson.cedenom@ug.uedu.ec

[2] Universidad de Guayaquil. Master de Negocios Internacionales y Gestión en Comercio Exterior. Correo electrónico de contacto brigida.quijijet@ug.uedu.ec

[3] Universidad de Guayaquil. Economista. Docentes de Nivelación. Correo electrónico de contacto charles.lozanom@ug.edu.ec

Refbacks

  • There are currently no refbacks.


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.