CAMPAÑA NACIONAL “PRIMERO ECUADOR” ¿LOGRÓ SUS OBJETIVOS?
Emperor syndrome and its affection in the family nucleus[1]
Síndrome del emperador y su afectación en el núcleo familiar

Lorena Bodero Arízaga[2]

Recibido en enero 2017, aceptado en marzo 2018

ABSTRACT

Introduction. This syndrome is called OCD (Dominant Opposition Disorder), where characteristics of violence and sovereignty are observed before others. Objective. In the present study we analyze the behaviors that are linked to the Emperor Syndrome and the affectation in the family nucleus. Materials and methods. The methodology is analytical, it is based on a theory and then a study of the observation of causes and effects to establish an understanding of their behavior. A case is presented with its antecedents, peculiarities and intervention. Results The interview with the parents was essential to reach conclusions of the affectation in the home. Discussion Parents should exercise their role as true parents, in a home where standards, values, education and bonds of affection prevail. Conclusion. The correlation of information served to establish possible solutions in the family environment.

Key words: Violence, sovereignty, family environment, affectation.

 

RESUMEN

Introducción. Este síndrome recibe el nombre de TOC (Trastorno de oposición dominante), donde se observan características de violencia y soberanía ante los demás. Objetivo. En el presente estudio se analizan los comportamientos que se vinculan al Síndrome del Emperador y la afectación en el núcleo familiar. Materiales y métodos. La metodología es de tipo analítico, se parte de una teoría para luego hacer un estudio de la observación de causas y efectos para establecer una comprensión de sus comportamientos.  Se presenta un caso con sus antecedentes, peculiaridades e intervención.  Resultados. La entrevista a los padres fue esencial para llegar a la afectación en el hogar. Discusión Los padres deben ejercer su rol de verdaderos padres, en un hogar donde primen las normas, los valores, la educación y los lazos de afectividad. Conclusión. La correlación de información sirvió para establecer posibles soluciones en el ámbito familiar.

Palabras clave: Violencia, soberanía, ámbito familiar, afectación.

 

 

1.   Introducción

En la actualidad se habla mucho del Síndrome del Emperador, como el del “niño tirano”, como  el niño con comportamientos inadecuados, es decir  el típico niño caprichoso, mandón, desobediente, berrinchudo: que hace prevalecer lo que tanto desea y que lo obtiene siempre que se lo propone. Aquí lo curioso es que su imponencia es hacia a sus progenitores, por lo tanto es egocentrista y  se cree con poder suficiente para hacer lo que se le venga en gana. La violencia que ejercen los hijos hacia sus progenitores, aprendiendo a controlar psicológicamente a éstos, redunda en conseguir que obedezcan y cumplan con sus deseos. Esta característica en la personalidad de los niños también ha recibido el denominativo de “hijos dictadores”, a causa del dominio irefutable que ejercen en el seno familiar. ¿Pero, ha existido siempre este fenómeno?, el mal comportamiento de los hijos, siempre: sin embargo los padres muchas veces callan la realidad que viven con sus hijos. Mientras es muy común leer noticias de padres maltratadores, abusivos o tiranos, lo que no es normal es escuchar sobre hijos maltratadores hacia sus progenitores. ¿Será que la sociedad tacha de “malos” a los padres que no educan bien a sus hijos? Si “porque no lograron brindar los cuidados y una verdadera formación, por lo tanto son negligentes. La tiranía de muchos de estos hijos violentos se puede deber a que sus padres no saben muy bien cómo proceder cuando estos niños son difíciles en su trato. Según Raban (2017) en el artículo publicado, “el perfil del niño emperador, en constante aumento en nuestra sociedad hoy, suele ser el de un varón de unos 9-17 años, hijos únicos, y de clase media-alta, aunque no es desestimable en niñas”. Se trata de un perfil muy determinado.

El perfil de un hijo tirano

Si nos remontamos a algo de historia, en el siglo XVI en la antigua Roma, los emperadores con solo levantar o bajar un pulgar eran dueños del destino de “vivir o morir “de sus súbditos. Pues eran considerados dioses en la Tierra, y su voluntad debía de ser respetada, caso contrario eran castigados o en situaciones peores les quitaban la vida.  Con este antecedente, se puede decir o describir a un hijo tirano que goza del síndrome del emperador, como un ser sujeto a sus ideas narcisistas, sin conciencia para darse cuenta que debe respeto a sus padres. Su poder sale o explota cuando se ve contrariado ante sus deseos, su carencia de reglas y normas, los conllevan a mostrar comportamientos antisociales en su personalidad, sea valiéndose de engaños, manipulando, mostrando impulsividad, agresividad, irresponsabilidad, ausencia de remordimientos, que para ellos más bien son estrategias para lograr su cometido.  En ocasiones parecieran que escuchan a sus padres, pero su prepotencia y su coraje por hacer que ellos hagan lo que se les pide, es más fuerte, a tal punto que en los casos más severos, llegan a los insultos y hasta los golpes. Una característica muy peculiar es que son “extorsionadores” ya que utilizan la intimidación para someter a sus padres. Es muy usual el llamado “chantaje emocional” a tal punto que convencen a sus padres de sufrimientos que padecen por no obtener lo que anhelan.

Garrido (2006), fue el primero en definir como un “trastorno de conducta”, al comportamiento inadecuado de los niños y adolescentes con respecto a sus padres, donde la tiranía se evidencia a través de la manera desafiante con la que se dirigen a sus progenitores.

Este comportamiento se observa desde temprana edad, la infancia pareciera ser una de las circunstancias donde más se evidencia la crisis de vida que llevan los niños, Urra menciona que desde los cuatro años se observan estas conductas cuando los niños empiezan por no hacer caso como recoger sus juguetes el momento que se pide a los niños que lo hagan “Una cosa es que un niño coja una rabieta, lo malo es cuando el niño empieza a disfrutar" (Urra, 2010).

Posibles causas que conllevan a fomentar el síndrome del emperador

·       Padres frágiles que no ejercen su rol

En el momento en el que los roles de padres e hijos se invierten, un niño se puede convertir con suma facilidad en un niño tirano.  La excesiva permisividad, que hace ver a los padres como muy complacientes y que suele ir unida a progenitores que no dedican tiempo a estar con sus hijos y solapan el sentimiento de culpabilidad que les genera con consentir todos los caprichos de los niños, sobre todo materiales.

Los padres educan a sus hijos según creen ellos que es la mejor manera. Es cierto que hay padres permisivos pero no por ello tiene que resultar un hijo tirano, sino más bien un hijo caprichoso e irresponsable. Por otro lado, decir que si la permisividad implica una desatención en el cuidado de los hijos ya se hablaría de padres negligentes (Garrido, 2009).

La permisividad de un padre hacia su hijo puede hacer que éste se convierta en un vago, se junte con gente que no le conviene, abandonar estudio; pero si existe violencia puede ser debido a la falta de educación y poca implicación en los hijos (Garrido, 2009)

Los padres con un estilo apaciguador no deben disculpar ni tolerar las rabietas de sus hijos, el objetivo sería aprender técnicas efectivas de disciplina.  Los padres con un estilo angustiado se ven dominados en cada situación por la indecisión y la necesidad de poseer mayor información, por lo que les resulta muy difícil tomar decisiones en pleno conflicto.

·       La genética

Es importante hablar de la genética, ya que esta se ve reflejada con la personalidad, y se determina desde el momento del nacimiento. Aunque con el pasar del tiempo, a medidas que uno crece se modifican ciertos rasgos, estos en un 50% se mantienen, perduran toda la vida. En relación al trastorno negativista desafiante, hay principalmente tres rasgos de personalidad que pueden tener una gran influencia a la hora de desarrollarlo, como son: la cordialidad, la responsabilidad y el neuroticismo.

La cordialidad que se refleja en el buen trato de una persona para con las demás. La responsabilidad para asumir su rol, cumplir normas y establecer criterios. El neuroticismo tiene que ver con la inestabilidad emocional. Una persona altamente neurótica se alterará fácilmente en situaciones que dejarían indiferente a otros.

·       La educación

Los expertos también creen que el síndrome del emperador puede tener una relación directa con la clase de educación que se le da al niño desde el momento en el que nace. Hoy en día, debido al deseo de proteger a los más pequeños de cualquier problema, muchos padres tienden a evitarles dificultades y tratarlos con excesivo cuidado. El problema de esto,  es que el niño adquiere la creencia inconsciente de que todo el mundo debe cumplir sus deseos, y aprende a ver los problemas como algo intolerable. Si esto se lleva al extremo, es muy probable que acabe desarrollando un trastorno negativista desafiante.

Características

Urra (2010) afirma que ningún niño nace pequeño dictador, y que a veces hay padres que no saben ser adultos. Refiriéndose a padres que hacen que sus hijos opten por aprender lo que ven en ellos, dejando claro que hoy en día los hijos son lo que los padres quieren que sean. Los infantes no nacen si no conforme pasa el tiempo van aprendiendo cosas buenas y malas de sus progenitores, teniendo una visión clara que el niño aprende de acuerdo al ejemplo que se le imparte.

·       Son niños que llegan a manipular y a dominar a sus padres con rabietas, insultos e incluso agresiones físicas.

·       Se trata de niños mandones, pequeños tiranos que no aceptan un no por respuesta, son totalmente intolerantes a la frustración y quieren que se satisfagan sus necesidades de forma inmediata, sin esperar. 

·       Son niños desafiantes que ponen a prueba todos los límites sin aceptar ninguno que no sean los que él mismo impone a los demás. Él decide qué, cómo y cuándo se hacen las cosas, en una inversión absoluta de los roles familiares en las que los padres obedecen y el niño manda.

·       Son egocéntricos, mentirosos e impulsivos. Niños con una gran dificultad para desarrollar emociones morales como la empatía, la tolerancia, el respeto, la compasión y  la culpa

·       Manifiestan una importante ausencia de apego hacia los demás, lo que les conduce a maltratar física o psicológicamente a sus progenitores sin sentir ninguna culpa.

·       Se trata de niños materialistas permanentemente insatisfechos con lo que tienen.

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


1.4 Tipos

 

Garrido (2007), el Síndrome del Emperador supone la violencia de hijos a padres debido a una ausencia de conciencia y un comportamiento dirigido al abuso, extorsión, manipulación, control y explotación del otro. Tipos de niños y adolescentes tiranos.

El manipulador simpático: el más común y que oculta una doble cara. 

El manipulador seductor: Con su atractivo aprovecha para acercarse y abusar de sus presas; 
El manipulador altruista: que con su falsa bondad espera la recompensa encubierta a todo lo que ofrece, da y presta.

El manipulador culto: que haciéndose pasar por inteligente deja en mal lugar a la gente de su alrededor ante su aparente sabiduría.

El manipulador tímido: que haciéndose eco de una persona cercana, juzga, critica y expande sus sospechas sobre los demás.

El manipulador dictador: que junto al seductor, son los más notables en el síndrome del emperador por ser la violencia su principal arma de expresión. El tiempo con los hijos no se puede sustituir por regalos

2.   Materiales y métodos

Este estudio de caso posee un enfoque cualitativo. (Lisboa, 2016) “Explica descriptivamente la conducta de los sujetos involucrados en la investigación, partiendo de lo específico a lo general, por lo tanto, es subjetiva e interpretativa, ya que toma en cuenta la naturaleza social e individual de los investigados, por ello, es el método de investigación social más relevante por excelencia.” (P.89)

Se utilizó tres tipos de investigación: de campo, descriptiva y bibliográfica. Se logró acceder al contexto inmediato del niño, donde se recogió información valiosa de este estudio de caso.  Por su parte, Arias (2012), manifiesta que la investigación de campo consiste en la recolección de datos directamente de los sujetos investigados o de la realidad donde ocurren los hechos. (p. 94)

Se describe el caso, sus particularidades que lo identifican como tal. Muñoz (2016), manifiesta que la investigación descriptiva, trabaja sobre realidades de hecho y su característica fundamental es la de presentar una interpretación correcta. Además, en esta investigación fue necesaria la búsqueda de información pertinente y sustentada por autores, que permitieron fortalecer los esquemas teóricos en estudio.

Presentación del caso

Nombre: Miguel (ficticio)

Fecha de nacimiento: 12 de agosto del 2010

Edad: 8 años con 5 meses

Curso: tercer grado de Educación Básica

Miguel es un niño que tiene 8 años de edad, fue parto cesaría al momento de su nacimiento porque tuvo problemas con el cordón umbilical, vive en un hogar con su mamá, los padres se separaron cuando Miguel tenía 3 años de edad, actualmente tiene un padrastro.

Miguel trata de imponer sus deseos y para ello usa el llanto, los ruegos y la afectividad, pero cuando no lo logra, entonces  arma berrinches, tira objeto y trata de golpear a las personas de su alrededor. Este comportamiento es típico en su casa.  No conforme con esta conducta disruptiva, cabe mencionar que una vez conseguido lo que desea, muestra su insatisfacción y vuelve a querer más cosas.

El trato de su padre no convence a su hijo, ya que el niño piensa que porque su padre siempre se muestra molesto, este no lo quiere.   Usa palabras inadecuadas para referirse a su hijo. Y en ocasiones cuando se molesta con él, llega a utilizar el castigo físico.

 

Intervención profesional

Los niños tienen la capacidad de adaptarse a las distintas circunstancias, que normalmente les resulta de gran utilidad. Sin embargo, cuando se encuentran en situaciones para las que no están preparados, desde pequeñas discusiones o malentendidos en clase hasta acoso escolar, abuso o maltrato, tienen que adaptarse igualmente elaborando cada situación como puedan.

·       Hay que trabajar con conceptos vitales para desarrollar su capacidad de autoconocimiento, saber lo que siente como bueno o malo.

·       Trabajar valores, como el respeto y la responsabilidad.

·        Generarle  una buena autoestima, a desarrollar su fortaleza, su seguridad y su valía,

·       Evitar que conciba sentimientos de culpa, habituales en casos de abusos de cualquier tipo.

·       Hacer dinámicas a través de juegos, generando conversaciones. Estos deben ser adaptados a cada grupo de edad y realizados en un lenguaje que facilite su comprensión.

·       Potenciar la búsqueda de ayuda en sus adultos de confianza; favorecer la comunicación consigo mismo y con los demás.

Según Garrido (2005) los padres deberán de llevar a cabo de forma intensa, prolongada y sistemática las siguientes instrucciones:

·       Desarrollar emociones morales y conciencia de los actos que realizan.

·       Poner límites firmes sin tolerar violencia y mentiras.

·       Ayudar a sus hijos a que desarrollen habilidades no violentas.

 

3.   Resultados

Una entrevista a la madre del niño, reflejó las siguientes respuestas

1.      ¿Con quién vive el niño? Con sus  padres

2.      ¿Cuál es la persona que ejerce autoridad en el hogar? El papá

3.      ¿Dentro del hogar, se respetan las normas establecidas? Casi nunca

4.      ¿Usted protege a su hijo? Mucho

5.      ¿Complace a su hijo en todos sus deseos?  Siempre

6.      ¿Qué comportamiento ha notado en su hijo cuando no lo complace en sus deseos? Agresivo, llanto, insulta y a veces tira golpes

7.      ¿Ha recibido algún tipo de agresión por parte de su hijo? Sí,  patadas e insultos

8.      ¿Dentro del hogar, con quien se muestra agresivo? Con la mamá

9.      ¿A cuál de los dos (papá o mamá) recurre su hijo en cualquier eventualidad? Siempre a donde la mamá

10.   ¿Considera que su hijo  y ustedes necesitan ayuda profesional? para el niño sí, no se para nosotros.

Se puede evidenciar que en el hogar hay una falta de reglas claras, además de la sobreprotección, entre otros factores, que generan un mal comportamiento del niño hacia sus padres. Sus reacciones se pueden confundir con los llamados “juegos bruscos”, demostrando en todo momento  acciones de egocentrismo e incumplimiento de normas.

Todos estos comportamientos agresivos, son síntomas que el niño está desarrollando y que afectará en su vida si no son corregidos a tiempo, finalmente la presente investigación tiene como objetivo brindar información a los padres de familia para que conozcan y corrijan este tipo de comportamiento y al mismo tiempo cambiar parte de la realidad violenta que vive nuestra sociedad.

Este niño ha sido muy mimado desde pequeño, “por ser hijo único”, se le ha permitido pasar lo límites, creando en él ese pensamiento o creencia de ser el “rey del hogar”, a tal punto que en vez de modificar su forma de educar, prefieren cambian las reglas a conveniencia del niño; aunque esto signifique darle todo lo que quiera sin negarle absolutamente nada.

Los padres no pasan mucho tiempo con su hijo, especialmente la madre que algunas veces le toca ausentarse por varios días, y para cubrir esto tratan de hacerlo con algún objeto, debido a que es más sencillo darle al infante lo que pide; antes de sentarse a discutir y explicarle algo que el niño quiera saber o este mal.  

Al ser un padre autoritario, como es el caso de este padre; los gritos y malos tratos se vuelven como algo normal en el trato cotidiano. Trata a la fuerza de someter a su hijo, haciendo  que crezca en él un  sentimientos de ira, rabia y sobre todo de frustración.

4.   Discusión

Los niños con síndrome del emperador, son hijos de hogares donde se han vulnerado  los valores como el respeto, la tolerancia y la responsabilidad. Algunos padres no suelen reconocer los errores que cometen en la crianza de sus hijos. Los padres deben ejercer su rol de verdaderos padres, en un hogar donde primen las normas, los valores, la educación  y los lazos de afectividad.

5.   Conclusiones

El trabajo concluye con que a pesar de que  el síndrome del emperador tiene características propias que identifica a quienes lo adquieren; al momento de realizar un diagnóstico  cada paciente muestra características que lo hacen único.

Se debe ejecutar una intervención dirigida al niño, pero siempre involucrando a los padres, para que adquieran técnicas que permitan negociar con su hijo.

Generar conciencia en los menores sobre lo que sucede, así como ser firmes en los límites, no tolerando y actuando en consecuencia ante los actos violentos y aportando con otros recursos o modos de actuar más favorables.

Referencias bibliográficas

Alba, A., Aroca, C. y Cánovas, P. (2012). Características de las familias que sufren violencia filio-parental: un estudio de revisión. Educativo siglo XXI: Revista de la Facultad de Educación de la Universidad de Valencia, (30), 231-254.

Familia y salud (2016) http://www.familiaysalud.es/palabras-clave/nino-tirano

Fernández, M., Cruz, V., Domínguez, M., Abellereira, M. y Amado, A. (2009). El síndrome del emperador: ¿Un problema social o un problema educativo? Universidad de Santiago de Compostela.

Garrido, V. (2005). Los hijos tiranos: el Síndrome del Emperador. Barcelona: Nabla Ediciones

Garrido, V., y López, M.J. (2006). Manual de intervención educativa en desadaptación social. VOL. 2. Los programas del pensamiento prosocial. Valencia: Tirant lo Blanch.

Garrido, V. (2007). Antes que sea demasiado tarde: cómo prevenir la tiranía de los hijos. Barcelona: Nabla Ediciones.

 



[1] Artículo original derivado del proyecto de investigación titulado: Núcleos familiares en Guayaquil Entidad financiadora: Universidad Laíca, fecha de realización entre 2018-2109

[2] MSc. Lorena Bodero Arízaga, Máster en Educación Superior, docente a tiempo completo de la ULVR de Guayaquil, Correo electrónico: lbodeoa@ulvr.edu.ec; lorenaboderoa@hotmail.com ORCID: 0000-0002- 8081-5861

 

Refbacks

  • There are currently no refbacks.


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.